Servicios de transporte para tus invitados. ¿Qué debes tener en cuenta?

Servicios de transporte para tus invitados. ¿Qué debes tener en cuenta?
Rate this post

Los servicios de transporte para invitados a diferentes eventos ayudan a que se disfrute mucho más la experiencia. Además de ser algo original, divertido, evitará que existan problemas de aparcamiento, o cualquier confusión de no dar con el lugar de reunión.

Los organizadores de eventos se han especializado en sorprender a los invitados desde el primer momento, desde que llegan al lugar de celebración.

Limusinas, coches lujosos, motos, incluso hasta hemos visto helicópteros cómo medios de transporte.

Aunque todo esto suena muy divertido, no es fácil de planificar. Requiere de una previsión específica para que todo salga tal cual nos lo hemos imaginado.

 

¿Cómo elegir el transporte para los invitados a tus eventos?

Tipo de invitado: Empieza estudiando el tipo de invitado que va a asistir al evento. Las personas mayores y los jóvenes serán los que más te agradezcan los servicios de transporte, por lo que no dudes en incluirlos si la mayoría de tus invitados están dentro de estos grupos. Seguro que más de una familia se termina sumando también a la experiencia.

Nº de invitados: También necesitaremos conocer el número de invitados cuanto antes, aunque sea aproximado. Así podremos saber qué tipo de servicio vamos a contratar y que vehículo alquilar. Cuando ya sepas el número haz una lista y habla con profesionales para que te indiquen la mejor manera de proceder.

Si el número de invitados es demasiado grande, quizá no sea tan buena idea contratar servicios de transporte.

Lugar de celebración: Es importante tanto el lugar de celebración, cómo la forma de acceder hasta allí y las facilidades que ofrece para ello. Por ejemplo, un autobús es un buen recurso para solucionar el problema del tráfico, aunque no la mejor opción si el espacio es limitado. Las limusinas son más glamurosas, pero necesitan de más espacio para moverse y aparcar.

Si el evento se celebra en un lugar alejado, cómo puede ser un pueblo, quizá deberíamos elegir un medio de transporte pequeño.

Presupuesto: Al fin y al cabo, el presupuesto lo será todo. Teniendo en cuenta los datos geográficos y demográficos, será el momento de empezar a ser concretos en base al presupuesto con el que contemos.

Podemos hacer un sondeo inicial con los invitados, para saber si utilizarían o no ese tipo de servicio.

 

 

Y, sobre todo, organiza todo esto con la suficiente previsión para evitar problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.